Jardín botánico "El Fenal"

Muelas de los Caballeros - Carballeda - Sanabria - Zamora


El fenal es un jardín con más de 500 especies de plantas exóticas y autóctonas entre las que destacan las SECUOYAS con mas de 80 metros de altura, creado a principios del S.XX con semillas y plantas traidas de todos los continentes por un indiano y que ahora podemos disfrutar gracias a su empeño y amor por su tierra.




Qué es el Fenal, un jardín botánico con secuoyas

Informacion En el pueblo de Muelas de los Caballeros en la comarca Carballeda-Sanabria se encuentra el Jardín Botánico El Fenal , una finca de 12000 m2 que un comerciante con raíces en el pueblo Maximiliano Santiago Prieto (1875-1926), indiano como gustan llamarlo en el pueblo, fue construyendo a principios del siglo XX. Un hombre adelantado a su tiempo, viajado e ilustrado que convirtió la finca en un lugar insólito y de extraordinaria belleza para aquellos tiempos con agua corriente y energía eléctrica.

La finca se encuentra en una ladera rodeada de una valla de pizarra, pues en esa zona no hace mucho tiempo se explotó una cantera de pizarra, que se observa al caminar por el cortafuegos que llega hasta la caseta del vigilante en lo alto de una colina, donde se puede observar el paisaje con las montañas que separan Zamora de León, el pueblo de Muelas y las secuoyas que sobresalen.

En nombre fenal hace referencia a prado o pasto para el ganado, se observa que esa zona es un lugar de pastos para el ganado del pueblo, medio de vida de las gentes del lugar. Hoy en día podemos ver ganadería extensiva de vacuno a lo largo de aquellas laderas, llenas de brezo (urz) donde las abejas se dan su festín libando en sus flores color entre violeta y púrpura. Por eso la miel de la provincia de Zamora tiene un color oscuro y un sabor especial pues está hecha fundamentanmente de néctar de brezo, abundante en Sanabria, Carballeda y los Valles (Tera, Vidriales y Valverde).

Tiene unas 500 especies de árboles singulares traidos de todo el mundo como las SECUOYAS que lucen imponentes en el paisaje con sus más de 80 metros de altura. De los ocho ejemplares catalogados por la Junta como árboles singulares de la región, cinco de ellos se encuentra en Sanabria-Carballeda y dos de ellos están en "El Fenal". Un ejemplar de PINSAPO (entre pino y sabina), posiblemente el más grande de España, una ARAUCARIA, originaria de la tierra del fuego de Chile, y varios ejemplares más que el visitante descubrirá.

Dentro de la finca sobre una roca enorme se alza la casa principal y en sus alrededores se mantienen varias construcciones aledañas para el servicio de la misma. Se distingen los depósitos para el agua que fluye de manantial de forma natural y recogen varios estanques y canalizaciones. También podemos observar en la parte alta distintos apartados que dan indicio de ser cubículos para animales, no es de estrañar, que al igual que importó especies animales también lo hiciera con animales, pues era muy de la época tener también animales exóticos.

La finca pasó de manos de los herederos de Maximiliano a los maestros del pueblo hace años, ahora se encuentra en manos de los herederos de estos. La Junta de Castilla y León la catalogó como Centro de la Biodiversidad Agrícola y Forestal. La conservación de la finca lleva esfuerzo y todo esfuerzo es dinero que alguien tiene que poner. Un lugar emblemático del país que merece ser conservado y contribuir así al asentamiento de las gentes de los pueblos.

Cómo llegar al Fenal

Enlace a Google Maps. Como llegar

En primer lugar hay que ir al Bar de la plaza del pueblo, frente al ayuntamiento, ahí te dejan las llaves que abren el candado de la puerta de la finca para poder visitarla a tu antojo pero con mucho respeto hacia un lugar contruido con tanto esfuerzo y conocimiento que ha llegado hasta nosotros y debemos seguir transmitiendo. Un legado de la naturaleza y que sus dueños han puesto a disposición de todos para el disfrute de los sentidos.

Se puede ir caminando desde el pueblo a través de un bonito camino flanquedo de castaños o en coche hasta la misma puerta.

No te olvides de devolver la llave y hacer gasto en el Bar, pues la gente que te da un servicio es de agradecérselo y así ayudas a la repoblación de la España vaciada.

¡Ah! y dales un abrazo de mi parte a las secuoyas, al pinsapo, al tilo, al abeto, al roble, ... con cariño y sin estrujar.

Sensaciones

Sensaciones Un lugar para echar una mañana o tarde que puedes completar con un paseo por el cortafuegos hasta la caseta del vigilante que se erige en lo alto de una colina para evitar incendios. Después si has subido andando, puedes bajar por el camino que bordea y regresa al pueblo de Muelas. Siempre estarás observando las secuoyas en el paisaje.

Por Semana Santa, con un tiempo espléndido, llegamos al pueblo de Muelas sobre la seis de la tarde, después de desviarnos en el Empalme de la N-6 (buen restaurante), nos fuimos por Santa Eulalia de Rionegro, Peque y por fin Muelas, todo está muy bien señalizado, solo en el último cruce hay que ir hacia Palacios de Sanabria. Preguntamos a un paisano al llegar que nos manda al bar a por las llaves, nos tomamos un café y empezamos el camino en coche hasta el Fenal, fue una pena no hacerlo andando y retornar por el monte. La gente zamorana te lo explican todo con detalle y franqueza.

La finca nos encantó, se nota el paso del tiempo, necesita una manita, pero los árboles impresionante y la organización de la finca con sus albercas y distribución de las construcciones debió ser un edén en su día. Dicen que el que empieza una empresa, la disfruta creándola, tampoco Moises pudo disfrutar de la tierra prometida, pero les dejó todo un legado para generaciones, lo mismo le debió de pasar al indiano, disfrutaría diseñando, construyendo la finca y viendo los primeros años de especies milenarias.

Después le pasamos las llaves a unos visitantes que llegaron a continuación, charlamos un rato y nos subimos por el cortafuegos hasta la caseta containcendios de vigia. En la caminata de ascenso coincidimos con paisanos de Muelas, que nos fueron explicando el paisaje y la historia de la finca.

Fué una tarde muy agradable que coronamos con una cerveza en el Bar, pues estabamos sedientos de la caminata.

Ojo a la vuelta por Mombuey nos encontramos varios ciervos por la carretera, vete despacio, disfruta de la fauna, no se puede correr bajo peligro de tener un accidente con fauna salvaje.

Secuoya
Tilo Araucaria

~χαμ2αμ~



.

.

​​​​​​​© Copyright 2022 Lartica - Aviso legal

​​​​​​​Not est ad astra mollis e terris via

// (en-us) // 17th August 2022 06:43 //